Vecinos rurales de San Pedro disfrutan de inicio de marcha blanca para 121 familias.

Más allá de las múltiples dificultades que socialmente se están produciendo en todo el país producto de la pandemia, las obras del proyecto de agua potable rural para el sector San Pedro no se detienen, al punto que esta semana se inició la marcha blanca con lo cual las familias ya comenzaron a disfrutar de agua en sus hogares.

La situación que puede parecer absolutamente normal para el mundo urbano en el sector San Pedro es un enorme logro para las 121 familias, luego que a fines del año 2019 Constructora Harcha comenzara la ejecución de este proyecto que incorpora un estanque metálico elevado de 25.000 litros cúbicos, instalación de equipos de dosificación y filtro además de obras viales y eléctricas necesarias para el funcionamiento del sistema.

La dirigente del sector Alicia Aguilar señaló que “…ha sido una noticia fantástica el poder abrir la llave, que comience a escurrir agua, una condición absolutamente cómoda que comienza a dejar en el pasado los viajes al pozo y el acarreo de agua con balde, estamos en “marcha blanca”,  obviamente el suministro a ratos se está cortando pero es parte del proceso de la Ingeniería, que lo que busca es que a fines de mayo podamos estar dando por terminado este proyecto tras más de 10 años de tramitaciones.