Señal en vivo

Jardín Infantil Alicanto del SLEP Atacama obtuvo ´Nivel de Excelencia´ y recibió certificación ambiental

Gracias a las labores, actividades y acciones realizadas con responsabilidad, la vigencia de la certificación es de 4 años.

Con actividades recreativas, deportivas y enmarcadas en la vida sana, con la elaboración y consumo de jugos naturales, además de música y alegría, junto a la promoción de aprendizajes que incentivan la protección y cuidado del entorno, la comunidad educativa del Jardín Infantil Alicanto, del Servicio Local de Educación Pública (SLEP) de Atacama, ubicado en la capital regional, celebró el reconocimiento otorgado por el Ministerio del Medio Ambiente, a través del Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE).

Pedro Lagos Arancibia, director ejecutivo (S) del Servicio Local de Educación Pública de Atacama precisó que, “esto es un logro de toda la comunidad educativa del jardín infantil Alicanto y es precisó agradecer, valorar y reconocer el trabajo realizado durante estos años, que concluye con este reconocimiento, esta certificación, que sin duda eleva los estándares educativos en términos de convivencia escolar, curricular y pedagógicos. Lo que nos llena de alegría es que esta certificación, se vincula directamente con el sello del jardín enmarcado en el medio ambiente, es decir, posee un trabajo articulado, profesional y fortalece la educación pública desde la primera infancia”.

“Nos alegra saber que nuestros niños y niñas continuarán recibiendo una educación enmarcada en el reciclaje, en la vida sana, en la preocupación, atención y cuidado que el medio ambiente requiere. Por otra parte, hoy los padres, madres y apoderados también son relevantes y aquí existe un trabajo coordinado con ellos y ellas, por lo tanto, toda la comunidad unida y coordinada está sacando adelante un proyecto educativo trascendental para el futuro de nuestros niños y niñas”, agrego Lagos Arancibia. 

Por su parte, Anelice Véliz Kratzschmar, directora del Jardín Infantil Alicanto de Copiapó, argumentó que, “lo recibimos con mucho orgullo y satisfacción, porque desde esta iniciativa se revisaron nuestros procesos de medio ambiente y desde el punto de vista de incorporar en nuestros niños y niñas valores. El primer año pudimos obtener la certificación, pero quisimos seguir profundizando para contar con una propuesta más sólida en el trabajo con párvulos, con la familia y toda la comunidad”.

“Nosotros estamos trabajando desde el año 2021 con la Agencia de Sustentabilidad Energética. Creemos que el cuidado de los recursos naturales es una apuesta, que tanto los establecimientos educacionales, como las autoridades locales regionales y nacionales tienen que hacer. El jardín infantil, la escuela y el liceo otorga esa posibilidad que, uno trabaje y desarrolle estos valores. Nuestro proyecto educativo así también lo señala y hemos hecho una apuesta, de incorporar en nuestro reglamento interno, derechos y deberes que tienen que ver con la gestión hídrica, energética y con la utilización de recursos que están en desuso, para poder utilizarlos en nuestras actividades pedagógicas. Pensamos que de esa manera estamos formando niños con conciencia ambiental, incorporando a la familia, a través de encuestas. Estamos fortaleciendo nuestro vínculo con el centro de padres”.  

Para concluir, la directora del jardín Alicanto se refirió a las proyecciones del establecimiento educacional: “Esperamos que, durante estos cuatro años, periodo que dura la certificación, en nivel de excelencia, podamos también tener la posibilidad de ir subiendo nuestros estándares. Queremos incorporar a otros actores, tanto del mundo académico, como de la comunidad y nuestro entorno, para que apoyen estas labores y también para que se incorporen al desarrollo de actividades pedagógicas y de nuevas experiencias educativas para nuestros niños y niñas”.