Señal en vivo

Tribunal Oral de Copiapó condena a 7 años y 184 días y 301 días de presidio a autor de lesiones graves y lesiones leves a gendarmes

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Copiapó condenó a 7 años y 184 días y 301 días de presidio a David Eduardo Hernández Ayala, en calidad de autor de los delitos consumados lesiones graves y lesiones leves a funcionarios de Gendarmería en ejercicio de sus funciones, respectivamente. Ilícitos perpetrados en febrero de 2021, en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 58-2022), el tribunal –integrado por los jueces Mauricio Pizarro Díaz (presidente), Lorena Rojo Venegas y Marcelo Martínez Venegas (redactor)– aplicó, además, a Hernández Ayala las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena por lesiones graves; y suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena por lesiones leves.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 10 horas del 1 de febrero de 2021, “(…) en el interior del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Copiapó, en uno de los patios del recinto, el acusado David Hernández Ayala, que se encontraba en el mismo cumpliendo condena de 4 años y 1 día de presidio menor en su grado máximo por el delito de robo en lugar habitado, sentencia RUC 200942640-0 del Juzgado de Garantía de Copiapó, se acercó al funcionario de Gendarmería en ejercicio de sus funciones teniente segundo Juan González Vásquez, a quien gritó: ‘¡Paco culiao donde te pille te voy a matar, estoy condenado a cuatro años, no estoy a perpetua!’”.

A continuación, “(…) Hernández Ayala fue trasladado por el citado teniente segundo Juan González Vásquez y por el gendarme Primero Lorenzo Cofré Yáñez hasta la enfermería del Centro de Cumplimiento Penitenciario, para constatar lesiones, resultando no tenerlas, y mientras se encontraba en tal recinto de enfermería, atacó al funcionario de Gendarmería en ejercicio de sus funciones gendarme primero Lorenzo Cofré Yáñez, a quien golpeó en el rostro, golpeando luego también al funcionario de Gendarmería en ejercicio de funciones teniente segundo Juan González Vásquez”.

Como consecuencia de las agresiones, el gendarme primero Lorenzo Cofré Yáñez resultó con lesiones consistentes en contusiones y fractura nasal, de carácter grave, con un período de sanación superior a 30 días; en tanto, el teniente segundo González Vásquez, con contusiones en tórax, brazos y cara, de carácter leve.