Señal en vivo

En un 172% de homicidios aumentó entre los años 2011 a 2021 en la Región de Antofagasta

Un aumento significativo de homicidios en la última década surge como una demostración de la violencia en distintas zonas del país y un desplazamiento de este tipo de delitos entre los distintos barrios y territorios donde se reportan y desarrollan las investigaciones policiales.
Y es que, de acuerdo al reciente “VII Informe Anual del Observatorio del Narcotráfico”, elaborado por el Ministerio Público, se realizó un estudio comparativo de casos de homicidios ocurridos entre 2011 y 2021 en la Macrozona Norte, que abarca desde las regiones de Arica y Parinacota hasta Coquimbo.

Según informó El Mercurio de Antofagasta, durante este periodo en esta zona del país, los homicidios con víctimas fallecidas evidenciaron una distribución espacial similar: en primer lugar en la vía pública, sitios abiertos o eriazos (64% el 2011 y 65% el 2021) y, luego, en los domicilios (18% en ambos años).

Mayor concentración

No obstante, un enfoque de núcleo y proyección geoespacial elaborado por el Ministerio Público detalla la movilidad del delito en diferentes barrios de regiones nortinas. “En el caso de Antofagasta se aprecia, por una parte, una expansión del homicidio en el centro y, por otro, un desplazamiento considerable hacia la zona norte, la cual corresponde a una concentración urbana ubicada en las faldas de los cerros, con alta vulnerabilidad social, proliferación de viviendas ligeras, y mucho hacinamiento”, detalla el Observatorio del Narcotráfico.
“El incremento total de la zona de mayor concentración de homicidios (roja) entre un año y otro corresponde a un 172%”, añade el análisis mediante el empleo de mapas comparativos con el registro de homicidios en 2011 y 2021.

Una muestra de esta expansión de la criminalidad en la zona céntrica de la ciudad la refleja el asesinato del comerciante peruano Rolando Flores (29), la madrugada del 18 de noviembre pasado. Un crimen que originó días después una manifestación con banderas negras, y globos del mismo color, surgida en el comercio establecido de la ciudad por el alto nivel de violencia al que se expone a diario el sector. Flores esa jornada salía de su hogar desde una calle céntrica con una remesa en dinero para adquirir provisiones en la Vega, debido a que administraba un local en el Mercado Central de Antofagasta. En aquel momento desconocidos lo asaltaron y asesinaron con un disparo.

Poco días antes de este delito, el dueño de una joyería había sufrido una herida de bala en una de sus piernas tras un robo cometido por al menos cinco delincuentes, también en el sector centro de la ciudad.

Fuente: El Mercurio de Antogagasta.

Relacionados