Señal en vivo

Gobierno Regional de Atacama decreta emergencia zoosanitaria por presencia de gripe aviar

  • La declaración busca incrementar las medidas preventivas acordadas en la mesa técnica liderada por el Servicio Agrícola y Ganadero.

Con el objetivo de reforzar las acciones que los organismos técnicos liderados por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) han implementado en torno al hallazgo de influenza aviar en aves silvestres de la región, el Gobierno Regional de Atacama declaró este lunes “situación de emergencia zoosanitaria en la región de Atacama”, así lo informó el Gobernador Regional, Miguel Vargas Correa, tras la reunión de la mesa técnica que cada lunes evalúa la situación en el territorio.

Con esta medida, según señala el documento, a través de “lo dispuesto por la Ley N° 21.516 sobre Presupuestos del Sector Público para el año 2023, específicamente lo señalado en la glosa N° 11, en lo pertinente prescribe que ”[…] los gobiernos regionales podrán destinar hasta un 2% del total de los recursos de los presupuestos de inversión, consultados en la presente Ley, aprobada por el Congreso Nacional, correspondientes a cada Gobierno Regional, conforme a lo dispuesto en la letra k) del artículo 20 del D.F.L. N° 1-19.175, a ejecutar y/o financiar iniciativas asociadas con las etapas de mitigación y preparación en la gestión del riesgo de desastres” (… ) “Que, la situación descrita requiere de la aplicación de medidas y cursos de acción inmediatos y urgentes, para efectos de mitigar los efectos perjudiciales que esta emergencia zoosanitaria pueda provocar. Lo anterior, con el propósito de contribuir al cumplimiento de las metas globales, dentro de las competencias de este servicio”.

El documento indica además, que tras declararse Emergencia Zoosanitaria en la región, “se insta a las diferentes entidades privadas y públicas presentes en la región a aprobar los planes, programas, proyectos e iniciativas de carácter urgentes para mitigar los efectos adversos provocados por subsidencia materia de la presente resolución”.

Al respecto, el Gobernador de Atacama, Miguel Vargas Correa, manifestó esta medida administrativa complementa otras que ya se han tomado por parte del Servicio Agrícola y Ganadero que ya decretó emergencia sanitaria, además de la alerta temprana preventiva decretada por la Oficina Nacional de Emergencia, y de algunas medidas administrativas en esta línea, que están dictaminando los municipios costeros de la región, particularmente el municipio de Caldera.

“Lo que queremos con estas acciones es mejorar aún más la coordinación. Hay una mesa técnica que está funcionando al respecto, que lidera el Servicio Agrícola y Ganadero y donde todas las instituciones nos coordinamos para tomar las medidas preventivas adecuadas. Transmitir principalmente tranquilidad a la población, estamos actuando con medidas de carácter preventivo, el caso detectado sólo está afectando a aves silvestres. Se están tomando medidas en caso que aves domésticas puedan entrar en contagio con este tipo de aves y eso pudiera provocar algún problema mayor en la región. Por lo tanto, la comunidad tiene que estar tranquila, todavía no hay riesgo para la salud de las personas y la labor principal en materia de coordinación, está enfocada principalmente en la prevención”.

La Directora Regional del Servicio Agrícola y Ganadero, Mei Maggi Achu, informó que si bien a la fecha se han encontrado 58 aves muertas en las costas de la región “sólo existe un caso positivo de influenza aviar en la Región de Atacama, que es el mismo caso que fue confirmado el 18 de diciembre en la comuna de Caldera, específicamente en la playa Las Machas. Es el único caso que tenemos hasta la fecha confirmado de influenza aviar. Sin embargo, hemos recibido varias denuncias, y de esas denuncias, hay algunas muestras que se encuentran en estado pendiente de la confirmación oficial por el laboratorio del SAG. Esas muestras, una vez confirmado, se activa el protocolo”.

La directora aclaró que “de todas las muestras que hemos recibido, no todas corresponden a influenza aviar. Hay que tener claro que hay situaciones en que a veces se produce la muerte natural de algunas aves y que no necesariamente es influenza aviar, y es por eso que es importante que cuando las personas vean una situación anormal, puedan hacer la denuncia ante el SAG para que sea el SAG quien acuda al lugar, tome las muestras y el procedimiento correspondiente para confirmar si es o no es influenza”.

En cuanto a las recomendaciones para los veraneantes que se espera lleguen a la zona durante la temporada estival, la directora aseveró que “el mensaje que da el servicio es principalmente que las personas cuando vean una situación anormal no se acerque, no tome contacto con los animales que se sienten enfermos o que estén muertos, y que dé aviso al SAG que es la autoridad competente en esta materia”.

A su vez, el capitán de Corbeta Litoral, Felipe Rodríguez Muñoz, Gobernador Marítimo de Caldera suplente, señaló que dado el inicio del periodo estival se espera una gran afluencia personas en toda la región. “Nosotros tenemos más de 70 playas controladas, por lo cual se estima que este verano tengamos a muchas personas en las playas de Atacama, y es importante recordarles que el número de emergencia marítima, el 137, se ocupe para dichos fines, más aún considerando lo que acaba de decir la Directora Regional del SAG, en donde ella deja súper claro de que ellos son los que tienen que recibir las llamadas para las denuncias de aves que se encuentren con síntomas de la influenza aviar, y por nuestra parte, nosotros estamos cooperando con la campaña de difusión a lo largo del litoral de la región de Atacama, ayudando a difundir, distribuyendo folletos en nuestros procedimientos de control y fiscalización en el litoral”.

César Antonio Echeverría Echeverría, director del Laboratorio de Biología Molecular de la Universidad Atacama, explicó que en la institución ya se están preparando “el laboratorio de Biología Molecular va a apoyar al SAG en el diagnóstico temprano de las muestras de aves que se encuentren muertas en nuestras costas, para poder identificar si es que existe en esas aves la presencia del virus H5N1, que es de la gripe aviar”.