Señal en vivo

La canadiense Lundin Mining - Minera Candelaria nombra la primera jefa de puerto y planta desalinizadora de su historia

Consecuente con su compromiso de generar oportunidades y espacios concretos de desarrollo profesional a mujeres y con ello aportar al aumento de su presencia en sus operaciones, la canadiense Lundin Mining - Minera Candelaria nombró recientemente como subgerenta de Puerto y Planta Desalinizadora en Caldera a Marcia Soto Villalobos. 

Ingeniera civil industrial de la Universidad Arturo Prat de Iquique, contadora auditora de la Universidad Uniacc y actualmente cursando un MBA en Minería de la Universidad de Chile, en el marco del Plan de Desarrollo de Ejecutivos de Minera Candelaria, Marcia tiene más de 18 años de experiencia en minería. Luego de su paso por otras importantes compañías mineras en Chile, en Candelaria se ha desempeñado en diversos cargos en áreas de soporte a las operaciones, ingeniería de costos, gestión de proyectos y administración de contratos, entre otras. Hoy, asume un importante desafío para liderar dos áreas operativas críticas para la compañía como son el puerto de embarque Punta Padrones y la Planta Desalinizadora.

LA PRIMERA JEFA DE PUERTO

Respecto de este hito de ser la primera mujer de la historia de la compañía que ocupa este puesto y una de las primeras en Atacama, Marcia indica que “estoy muy agradecida de esta oportunidad.  Siento que es un gran desafío y compromiso, para dar lo mejor y ser un aporte concreto. Mi objetivo es conocer más aún el ámbito técnico del cargo, convertirme en un miembro más del equipo de operaciones, ya que el área de gestión es mi fuerte. Confío en que puedo ser un aporte. Cuento con un gran equipo de trabajo, que sabe muy bien lo que tiene que hacer y cómo hacerlo”.

Entre sus prioridades de gestión, la seguridad ocupa en lugar primordial. “En el puerto llevamos más de diez años sin incidentes recordables con daños a personas. Es nuestro principal foco respecto del equipo y -por supuesto- mantener el estándar de estas instalaciones. En lo operacional, la prioridad es estar siempre preparados para responder a todos los requerimientos y suplir todo lo que necesite Candelaria para el proceso productivo. Asimismo, podemos combinar y equilibrar el proceso productivo con la cultura de minería responsable, que es uno de nuestros valores y que siempre debe estar con nosotros. Finalmente, siempre seguir mejorando”, indica.

EL COMPROMISO DE CANDELARIA CON LA MUJER

Marcia cree que el compromiso que tiene Minera Candelaria con crear espacios reales de desarrollo a las mujeres no solamente es un discurso, sino que es un hecho. “Yo soy un ejemplo de aquello. Soy una profesional que estaba orientada principalmente al área administrativa y tengo una oportunidad de desarrollar habilidades y en este caso en el puesto que tengo ahora, la gestión es primordial. Con nuestro equipo, estamos a cargo de embarcar el concentrado, de operar la planta desalinizadora, del servicio de transporte de concentrado y de los servicios operacionales de las plantas concentradoras. Somos el área donde termina el proceso productivo”

“Para mí, Candelaria ha significado un crecimiento profesional muy grande y también crecimiento familiar, estabilidad laboral y estabilidad familiar. Ha significado conocer a personas buenas. En estos cinco años en la compañía he tenido oportunidades concretas de desarrollo, como por ejemplo estar a cargo del área de proyectos, asesorar y ayudar a las áreas operativas con sus presupuestos y obviamente ahora este desafío de liderar un área operacional. En ese sentido, para mí Candelaria ha significado oportunidades y desarrollo profesional”, agrega.