Señal en vivo

Con la convicción de ser profesionales y buenas personas 49 estudiantes egresaron de Escuela Marta Aguilar Zerón del SLEP Atacama

Las y los estudiantes agradecieron públicamente la gestión de profesores, asistentes de la educación, docentes y de la directora Alicia García Díaz, precisando que la escuela está avanzando y que los niños, niñas y adolescentes ahora tienen voz y son escuchados.   

Con múltiples emociones, con las ganas de continuar estudiando y con la convicción de avanzar en la vida a través de sus principios y valores, 49 estudiantes de la escuela Marta Emiliana Aguilar Zerón del Servicio Local de Educación Pública (SLEP) de Atacama, ubicada en la comuna de Tierra Amarilla, egresaron de octavo básico.

“Enseñar siempre: en el patio y en la calle como en la sala de clases. Enseñar con la actitud, el gesto y la palabra”. Con esta cita de Gabriela Mistral inició la ceremonia que se desarrolló en la Sala de Cámara de Copiapó. Posteriormente la generación de estudiantes de 8° básico, ingresó al salón de honor, junto a sus respetivas profesoras jefes, Carol Molina (octavo A) y María Magdalena Cordero (octavo B).

Mas tarde, estudiantes de octavo básico hicieron entrega-traspaso del Estandarte de la escuela, símbolo de la institución, a los alumnos Heber Lazo, Francisca Zamora y Any Vásquez. Antes de pasar la asistencia por última vez y de hacer entrega de las licencias-diplomas, la alumna Maite Vicencio deslumbró a los presentes con la interpretación de la canción Imagine de The Beatles, así mismo, lo hizo el coro de la Escuela Carlos María Sayago, con una emocionante e impecable presentación a modo de obsequio para las y los egresados. 

Pedro Lagos Arancibia, director ejecutivo (S) del Servicio Local de Educación Pública de Atacama, argumentó que, “uno de nuestros principales objetivos es que nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes egresen con nuevos aprendizajes y contenidos, pero principalmente con principios y valores, es decir, que salgan de octavo y cuarto medio con la convicción de ser buenas personas. Con las palabras de los estudiantes en esta ceremonia, nos queda claro que esto es posible y solo me queda felicitar al equipo directivo, a los profesores, docentes y asistentes de la educación, por cierto, a cada padre, madre y apoderado porque han hecho un trabajo destacado. El llamado es a seguir cumpliendo con los objetivos establecidos en nuestro Plan Estratégico Local y la Estrategia Nacional de Educación Pública. Con unidad y voluntad podremos lograr los objetivos. Les deseo éxito y mis buenos deseos a las y los egresados y a toda la comunidad escolar que continua sus labores el año 2023”.

Por su parte, Mario Rosas, estudiante egresado de octavo básico A, sostuvo que, “estoy con mi mamá Alicia Pérez y quería decirles a mis compañeros que se cuiden, que sean buenas personas, que la pasen bien y que sigan sus sueños. Al paseo todos fuimos juntos y no importó si tenías plata o no, porque todos son buenas personas. Quiero ser marinero o militar”.

Otro estudiante que aprovechó la instancia fue Lucas Álvarez, egresado que no dudó en manifestar que, “yo quiero enviar un saludo a mis compañeros, especialmente a mis profesores, con quienes compartimos altos y bajos, con momentos que marcan la vida de cualquier persona. Esperamos que en el futuro la voz de los niños, niñas y adolescentes se siga escuchando, tal como es ahora con la dirección de la señora Alicia. La escuela esta avanzando”.   

Hever Lazo, alumnos que recibió el Estandarte de la escuela, expresó que, “yo me siento emocionado en esta ceremonia. Les deseo que les vaya excelente. Han salido muchos niños con muchos valores. Les deseo que en esta segunda etapa que se nos viene nos vaya excelente. Sigan estudiando. Con muchos logros, con muchas metas académicas, ese es mi futuro”.

La directora del establecimiento educacional, Alicia García Díaz, fue categórica y precisó que, “el día de hoy se concluye un espacio para ellos y ellas y fue emocionante todo, porque fue un año distinto, con una nueva realidad. Las puertas de la oficina y de todas las oficinas fueron abiertas para cada estudiante, sobre todo en materia de contención emocional. El futuro depende de ellos y ellas y las puertas de la escuela Marta Aguilar Zerón siempre estarán abiertas para ellos y ellas. Esto no es un adiós, sino un hasta siempre”.

“El cariño fue inmenso. Hicimos un compromiso con los estudiantes y el equipo directivo, donde ellos lograban mejorar sus calificaciones, se apoyaron entre compañeros, salieron adelante colaborativamente y nosotros también les cumplimos con sorpresas, premios y concluimos de buena manera el año”, agregó García Díaz.

La profesora, que imparte servicios profesionales y pedagógicos destacados, particularmente en octavo básico A, Carol Molina también tuvo palabras en el marco de la emotiva ceremonia: “estamos muy felices y esperamos que tengan toda la suerte del mundo y que les vaya muy bien. Les deseo lo mejor. Son muy buenas personas y perseverantes. Creo que todos sus sueños se harán realidad. Ellos y ellas aprendieron que no importa el origen de las personas, sino la perseverancia, el esfuerzo y creer en ellos”.