Señal en vivo

Caserones impulsa emprendimientos locales a través de Feria Navideña en sus instalaciones.

  • Artesanía, telares, mantas, alimentos naturales, joyería y cuadros fueron algunos de los productos hechos a mano que dieron vida a la muestra realizada en el campamento de la Compañía en Tierra Amarilla.

Pieceras de lana tejidas a telar, mantas bordadas, aros de madera con incrustaciones de plata y cobre, mermeladas y miel, son parte de la oferta de productos que estuvieron presentes en la Expo Feria Navideña de Caserones, la que se desarrolló en su campamento Carrizalillo Grande en Tierra Amarilla.

Una iniciativa que, en su tercera versión, cumple con dos objetivos principales, tal como explicó Joysa Farfán, coordinadora de Relaciones Comunitarias. “A través de esta feria buscamos, por un lado, apoyar los distintos emprendimientos de nuestras vecinas y vecinos, y por otro, visibilizar tradiciones, saberes y prácticas que son propios de la región y el valle”, dijo.

En esa línea María Aróstica, presidenta de la Comunidad Colla El Torín y una de las expositoras, detalló que “nosotros nos enfocamos en nuestros ancestros, tanto en el bordado como el tejido. Todo lo aprendimos de nuestros padres. Tenemos cojines, pieceras, telares ancestrales, entre otros trabajos, y la elaboración de cada pieza demora entre un mes y un mes y medio”.

Por su parte, Martina Godoy, tejedora de la Comunidad Colla Vizcachas de Pulido, indicó que “el teñido de las mantas, bufandas y cubrecamas se realiza con raíces de monte, entre otros productos, lo que hace que la elaboración sea lenta”.

En tanto Cecilia Cruz, de la Comunidad Colla Río Jorquera, y quien lleva varios años dedicada a la orfebrería, relevó el esfuerzo que hay detrás de cada pieza realizada, agradeciendo al mismo tiempo la posibilidad de llegar a potenciales clientes. “Todas mis joyas son artesanales, hechas de madera nativa y piedras naturales (…) Me parece excelente esta iniciativa de Caserones, porque en general, tenemos muy pocos espacios para exponer y muchas veces en ellos se revenden productos, lo que es desleal”, dijo.

Los trabajadores que visitaron la feria también valoraron la instancia, tal como indicó Valeria Tapia, encargada del Sistema de Gestión de Seguridad. “Me parece muy buena la experiencia, entendiendo que la faena está establecida en el valle y se promueva a los emprendedores locales. La calidad de los productos es excelente y se nota mucha dedicación.” Dijo.

Opinión que es compartida por Francisco Calderón, jefe de Logística de Sodexo. “Me parece genial. Hay una gran variedad de productos locales donde se ve un gran trabajo, además muy sustentable. A la vez, la feria es una actividad recreativa para los trabajadores”.