Población Las Lajas nuevamente sumergida en un foco insalubre de nunca acabar.

Dirigente vecinal señala que este viernes hay reunión con Gobernación, Essal y Municipio.

Población Las Lajas en la comuna de Los Lagos sigue creciendo en número de familias pero los problemas no disminuyen, esto debido a que las cámaras del alcantarillado nuevamente han colapsado, las aguas servidas escurren a la vista de todo el mundo y la comunidad desesperanzada ya no haya en quién confiar.

Sergio Paredes presidente de la junta de vecinos Las Lajas señaló que «…la comunidad entera está molesta porque la problemática sanitaria nuevamente ha proliferado , lo que deja en evidencia un proyecto de gobierno de comienzos de la década del 2000, que a través del programa Chile Barrios nunca logró quedar bien terminado y que con los años fue abandonado.

El dirigente explica que «…existen muchos puntos de cámaras que están colapsadas con aguas servidas, vivimos en un foco infeccioso extremo, el agua que consumimos en el sector debe estar siempre hervida (no existe otra solución en este escenario tan complejo) y hasta la ropa se lava con filtros pero de Igualmente sale sucia, afirma decepcionado.

Sobre gestiones actuales ante organismos públicos señaló que «…Hemos estado en contacto con la Gobernación provincial desde donde se señaló que ya convocaron a la empresa de Essal y al municipio a una reunión que se efectuará este día viernes, vamos a ver qué sucede allí porque lo cierto es que hace un año tuvimos una reunión con el Ministerio de la vivienda y todos los servicios antes mencionados y de eso no hubieron resultados públicos y el problema volvió a quedar olvidado.

El dirigente menciona con mucha incomodidad el nombre de Héctor Pacheco -actual presidente del Consejo Regional de los ríos- quién en la década del 2000 era Director provincial del programa Chile Barrios , señalando con rabia que «…este personaje más bien les vendió la pomada a todos nuestros vecinos ya que con todos los millones de pesos que se le metió a la obra el alcantarillado nunca pudo funcionar, siempre quisimos que esta población estuviera urbanizada y con 122 casas de ese entonces conectadas al alcantarillado, esa mentira ya ha cumplido más de 15 años y hoy las familias llegan a un número cercano a las 300, un problema de difícil solución, afirmó Sergio Paredes.-

El principal aspecto que juega en contra de la solución sanitaria dice relación con el estado de remoción en masa que el Servicio nacional de geología y minería Sernageomin viene monitoreando desde el año 2009, fenómeno que incluye manifestación de desplazamiento, afectaciones del terreno, dirección del movimiento y área afectadas.- 

Estos resultados han hecho que autoridades de gobierno hayan determinado un plan de erradicación de las familias del sector, muchas de las cuales cuentan con títulos de dominio por lo que el desalojo también se cruza con una problemática legal, que exige compensaciones económicas que tampoco nunca han llegado a generar consenso.-